Publicidad
WIG82 172,36+0,28%
WIG202 424,70+0,27%
EUR / PLN4,32+0,07%
USD / PLN3,98-0,26%
CHF / PLN4,51-0,10%
GBP / PLN5,04+0,03%
EUR / USD1,08+0,34%
DAX17 735,07+0,32%
FT-SE7 682,50+0,69%
CAC 407 934,17+0,09%
DJI39 086,82+0,23%
S&P 5005 137,04+0,80%
ROPA BRENT83,40+1,71%
ROPA WTI79,01+0,91%
ZŁOTO2 082,68+1,88%
SREBRO23,13+1,76%

¿Tienes algún tema interesante? Escríbenos

twitter
youtube
facebook
instagram
linkedin
Publicidad
Publicidad

Política Monetaria: Anticipamos un retraso antes de que comience la relajación

Ismael Carrillo López | 09:15 22 enero 2024

Política Monetaria: Anticipamos un retraso antes de que comience la relajación
depositphotos.com
Publicidad
Aa
Compartir
facebook
twitter
linkedin

Con el ruido de fondo creado por las expectativas de cuándo empezarán los bancos centrales a reducir los tipos de interés, os enviamos la visión al respecto de la gestora de fondos PIMCO. Tiffany Wilding, economista, y Andrew Balls, director inversiones de renta fija exponen su visión, que pasa por un retraso en los recortes de tipos, cuyo efecto sería unos recortes más agresivos de lo esperado.

Estas son las principales conclusiones de PIMCO:

  • “Estimar cuánto tiempo exactamente esperarán los bancos centrales es más un arte que una ciencia”
  • “Los bancos centrales tienden a no recortar tipos hasta estar bastante seguros de que la economía ha entrado en recesión”
  • “La consecuencia del retraso es que cuando los bancos centrales empiecen a recortar tipos, estos pueden ser más agresivos de lo que descuentan los mercados”
  • “Según una muestra de 140 ciclos de endurecimiento en 14 mercados desarrollados desde 1960 hasta la actualidad los bancos centrales han tendido a recortar los tipos en 500 puntos básicos”

“Un pronunciado aumento de la inmigración en los mercados desarrollados, impulsado por la reapertura de las fronteras después de la pandemia y los conflictos geopolíticos, también ha complicado la tarea de la política monetaria, ya que los desajustes de puestos de trabajo cualificados y unos mercados inmobiliarios con escasa oferta podrían estar limitando los efectos desinflacionarios procedentes de una mayor oferta laboral potencial. El miedo a una reaceleración de la inflación, como ocurrió en la década de 1970 cuando Arthur Burns presidía la Fed, también podría incentivar a los bancos centrales a esperar más tiempo que en el pasado antes de comenzar a relajar sus políticas monetarias.

Estimar cuánto tiempo exactamente esperarán los bancos centrales es más un arte que una ciencia, incluso si se utilizan herramientas económicas reconocidas. Por ejemplo, la regla de Taylor (que recibe el nombre del economista John Taylor) y parámetros relacionados se utilizan ampliamente para medir la relación entre los tipos de referencia, la inflación y el crecimiento. Unas normas sencillas similares a la regla de Taylor sugerían que la Fed empezó a subir los tipos en 2022 con un retraso de nueve meses. En la actualidad, estas mismas normas sugerirían que la Fed ya está tardando en recortar los tipos (véase el gráfico). Ahora bien, estas normas no son adecuadas para determinar la política durante periodos de perturbaciones de la oferta, y se desconoce la trayectoria de la inflación una vez que los efectos relacionados con la pandemia desaparezcan totalmente.

Te puede interesar también: Unas valoraciones atractivas hacen que las acciones japonesas atraigan a los inversores

Publicidad

Fuente: Banco de la Reserva Federal de St. Louis, Haver Analytics y cálculos de PIMCO, a 30 de noviembre de 2023. La zona sombreada refleja un conjunto de normas de política monetaria similares a la regla de Taylor. El rango de las normas de Taylor se basa en «The Monetary-Fiscal Policy Mix and Central Bank Strategy», James Bullard, 12 de mayo de 2023.

La consecuencia de un retraso en la política monetaria es que, cuando los bancos centrales empiecen a recortar los tipos, esos recortes podrían ser más agresivos de lo que anticipan los mercados. Sin duda, esto refleja en parte la dificultad de los analistas a la hora de predecir una recesión (y la tendencia de los bancos centrales de no reducir los tipos hasta estar bastante seguros de que la economía ha entrado en recesión y el desempleo tiende al alza).

Según una muestra de 140 ciclos de endurecimiento monetario en 14 mercados desarrollados desde la década de 1960 hasta la actualidad, los bancos centrales han tendido a recortar los tipos de referencia en 500 puntos básicos (p.b.), en promedio, cuando sus economías se adentraban en una recesión. Durante los ciclos de relajación monetaria que no coincidieron con una recesión, los bancos centrales recortaron los tipos en 200 p.b. de media en el primer año de relajación. Eso equivaldría a dos veces el ritmo de recortes de 25 p.b. cada dos reuniones que sugiere el último resumen sobre proyecciones económicas del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC).

En general, la magnitud del ciclo de subidas inmediatamente anterior ha sido un buen indicador de la magnitud del posterior ciclo de relajación. Además, seguimos anticipando un retorno a un entorno similar al del periodo de la Nueva Neutral antes de la crisis de COVID-19, con unos tipos de interés neutrales similares o ligeramente superiores a los niveles previos a la pandemia, lo que sería coherente con unos recortes de tipos más amplios”.

Fuente de la imagen principal: depositphotos.com

¿Tienes algún tema interesante? Escríbenos

¿Quieres que describamos tu historia o nos encarguemos de algún problema?

¿Tienes algún tema interesante? Escríbenos

Escribe a la redacción

Publicidad