¿Tienes un proyecto inmobiliario y no sabes cómo financiarlo? Aquí tienes la respuesta

Las plataformas de financiación participativa: un complemento a los créditos bancarios y a los fondos de inversión

Las buenas ideas son geniales pero, cuando se trata del sector del ladrillo, no basta con tenerlas sino que además, hay que financiarlas para que acaben materializándose. Y eso no siempre es tarea sencilla.

Además, como son proyectos de envergadura, no siempre es fácil encontrar financiación: hablamos de fuertes inversiones que se acometen antes de conseguir los ingresos que reportarán la venta de los activos. Existen diferentes alternativas a la hora de financiarlos: está la tradicional de solicitar préstamos bancarios, por ejemplo. También, la de acudir a fondos de inversión. Veamos brevemente estas dos. La financiación bancaria es la más tradicional pero hay que saber que el grifo de los créditos no siempre está abierto y puede que no se alcance los requisitos mínimos que exigen. Además, las entidades suelen financiar proyectos en los que el promotor ha desembolsado con recursos propios la totalidad o una parte importante del suelo así que esta vía no sirve para adquirir el terreno, sino para financiar la construcción de los activos (aproximadamente el 50%).

En cuanto a los fondos de inversión, los hay especializados que pueden prestar aquello que los bancos no suelen otorgar, como la financiación de los gastos para el arranque del proyecto, pero tampoco es fácil que quieran entrar en el proyecto y sus condiciones pueden llegar a ser draconianas, admitiendo intereses cercanos a los dos dígitos, que reducen la rentabilidad. Entonces, ¿qué alternativas tienes? ¿Debes tirar la toalla? No: hay otra posibilidad que está en plena expansión, las plataformas de financiación participativa.

¿De qué estamos hablando? De las plataformas que ponen en contacto a los promotores de estos proyectos con los inversores que deseen financiarlos, un mecanismo flexible que admite todo tipo de soluciones de financiación y que es harto interesante para las dos partes implicadas: el promotor y los inversores que pueden acceder a distintos activos para diversificar sus carteras. De cara a los promotores, este tipo de financiación es un complemento que puede llenar los huecos de otras alternativas que no cubren todas las necesidades del promotor. Además, estas plataformas han cobrado especial importancia en esta época de pandemia por la Covid-19 debido a dos razones principales: la necesidad de recursos para financiar proyectos que se han visto paralizados (el dinero es temeroso y en épocas de incertidumbre, más) y la importancia de los trámites de captación de inversión sin contacto físico.

Podemos afirmar que, en los próximos meses, y debido a la inestabilidad generada por el coronavirus, la concesión de financiación bancaria se verá reducida con lo cual, llamar a la puerta de un banco en busca de financiación será como predicar en el desierto. Y es precisamente en estas situaciones en las que las plataformas de financiación participativa cobran mayor importancia: en España, en el sector inmobiliario solo hay seis plataformas autorizadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CNMV. icrowdhouse es una de ellas. La operativa, basada en innovaciones tecnológicas, es sencilla: a través de distintas soluciones, icrowdhouse pone en contacto a promotoras con inversores. ¿Qué tipo de inversores? De todo tipo: inversores particulares, fondos de inversión, banca privada, Empresas de Asesoramiento Financiero EAFI, brokers financieros, etc.

Las claves de estas herramientas son la rapidez y la transparencia: el inversor conoce en todo momento los plazos de la inversión, la rentabilidad, el riesgo.. y todo online, a través de un mecanismo regulado y con total transparencia. La inversión se traduce en una participación en el proyecto inmobiliario y sin necesidad de acudir al notario. “Este tipo de alternativa es un balón de oxígeno en tiempos de inestabilidad como los que vivimos, esta crisis que estamos viviendo no es una crisis financiera, hay liquidez en el mercado y hay miles de inversores que quieren invertir en “ladrillo” huyendo de la alta volatilidad que hemos vivido en estos últimos meses”, afirma Pedro Arroyo, Director General de icrowdhouse.

icrowdhouse, con sede social en Barcelona, obtuvo la certificación de la CNMV en 2017 y en 2018 captó más de 300 inversores, financiado más de 12 proyectos inmobiliarios con un volumen total que superó los seis millones de euros.


icrowdhouse

Plataforma de financiación participativa que integra a través de un Saas a inversores con originadores (promotores, constructores, arquitectos...) que buscan financiación para desarrollar sus proyectos. https://www.icrowdhouse.com/blogich/

Ir a los artículos del autor
Artículos que deberían interesarte..