Teoría de Warren Buffett y Charlie Munger ¿Me sirve de algo?
En el artículo descubrirás:

Warren Buffett es, probablemente, el mayor y mejor inversor de la historia. 

 

Warren Buffett es, probablemente, el mayor y mejor inversor de la historia. Pero no hay que olvidar que su gran amigo y socio fiel, Charlie Munger, también influyó en su estrategia de inversión, ayudándole a consolidar su éxito. ¿Podemos aplicar sus experiencias a nuestra manera de invertir? ¿Podemos invertir como Warren Buffett y Charlie Munger?

Entendiendo a Warren Buffett y Charlie Munger

En la carta anual de 2012 de Berkshire Hathaway, Warren escribió lo siguiente: “Charlie me dijo que era mucho mejor comprar un negocio maravilloso a un precio justo, que comprar un negocio justo a un precio maravilloso.”

Y todos los que estamos interesados en finanzas e inversiones probablemente ya hemos leído esta frase muchas veces, pero ¿qué es exactamente lo que Charlie Munger quiso decir a Warren Buffett?

A nosotros nos costó un buen tiempo entenderlo. Leer las lecciones de Warren Buffett y Charlie Munger y descifrar cómo aplicarlas hoy en día. En esta entrada nos gustaría compartir nuestras conclusiones contigo.

Vamos allá.

La estrategia "Cigar Butts"

Viajemos al tiempo en el que Warren Buffett utilizaba la estrategia de inversión que él llamó de ¨Cigar Butts¨ (Colillas de cigarro).

Esta etapa en la historia de Warren Buffett se comenta poco actualmente. Fue hace más de 40 años atrás. Pero fue utilizando esta estrategia como él consiguió sus primeros millones de dólares. En su carta anual de 1989 a los accionistas de Berkshire Hathaway, él escribe lo siguiente:

“If you buy a stock at a sufficiently low price, there will usually be some hiccup in the fortunes of the business that gives you a chance to unload at a decent profit, even though the long-term performance of the business may be terrible. I call this the “cigar butt” approach to investing. A cigar butt found on the street that has only one puff left in it may not offer much of a smoke, but the “bargain purchase” will make that puff all profit.”

“Si compras una acción a un precio suficientemente bajo, generalmente habrá algún rebote en el precio del negocio que te dará la oportunidad de obtener una ganancia decente, incluso aunque el desempeño a largo plazo del negocio sea terrible. Yo llamo a esto el enfoque de inversión de “colilla de cigarro”. Una colilla de cigarro encontrada en la calle, a la que solo le queda una caladita, puede que no ofrezca mucho que fumar, pero el "conseguirla gratis" hará que esa bocanada sea de lo más provechosa".

Traducción libre.

Esta filosofía de inversión la aprendió de su tutor Benjamin Graham, que denominó la estrategia como “net-net”. La base de esta estrategia es valorar la empresa solamente por sus activos corrientes netos.

La valoración de la empresa se hace en base a la siguiente formula:

Net Value = (Current Assets – Inventory – Total Liabilities – Preferred Stock) / Outstanding Shares.

Valor neto = (Activo corriente - Inventario - Pasivo total - Acciones preferentes) / Acciones en circulación.

El valor neto de la empresa significa que, si la empresa paga todas las deudas, lo que sobra es del accionista. Entonces para reconocer si una empresa es una Cigar Butt, su valor neto debe ser inferior al precio de la acción en ese momento. De esta forma se garantiza que el precio pagado es una ganga.

Ahora bien, esta estrategia fue utilizada por Ben Graham en el periodo posterior a la gran depresión americana, donde los precios de las acciones estaban muy deprimidos y se podían encontrar muchas empresas buenas con valores muy bajos.

Y esto es importante tenerlo en cuenta.

¿Por qué?

Porque cuando Warren Buffett inició su carrera, se dedicó a buscar estas empresas baratas para invertir. Y según sus propias palabras, tuvo que remover muchas pequeñas piedras para encontrar este tipo de empresas. Tuvo que buscar empresas que estaban totalmente fuera de su radar habitual.

El que una estrategia funcione bien y sea fácil de aplicar en un momento, no significa que lo sea siempre.

Aun así, en esta fase de su carrera de inversor, Buffett logró rentabilidades de hasta 50% por año.

Cambio de estrategia

Sin embargo, a medida que su fortuna fue creciendo, su trabajo de búsqueda se incrementaba exponencialmente, pues lo que eran algunos millones de dólares para invertir se convirtieron en varios millones.

Más dinero, más complicación para invertirlo.

Además, la tecnología fue evolucionando con el tiempo y más inversores tenían acceso a la información del mercado. Cada vez era más difícil encontrar empresas con los precios de sus acciones por debajo del valor neto y fuera del radar de los demás inversores.

Aquí es cuando entra en escena Charlie Munger con su idea de pagar un precio justo por un negocio maravilloso.

Charlie Munger sabía que Warren Buffett había hecho fortuna con la estrategia Cigar Butt y, por lo tanto, le sería difícil abandonar algo que le había funcionado muy bien, por algo que aún no se había probado. Pero Charlie Munger le hizo notar a Warren Buffett que con la estrategia del Cigar Butt no se podía escalar mucho una vez se alcanzaran altas sumas de dinero. Y principalmente con la ayuda de la tecnología, que cualquier persona puede hacer un scan rápido y encontrar empresas devaluadas en cuestión de minutos.

El que una estrategia funcione bien para un inversor pequeño, no significa que funcione igual de bien con grandes capitales.

Nueva estrategia: Value Investing

Y es así como llegamos a la famosa frase de “Es mucho mejor comprar un negocio maravilloso a un precio justo, que comprar un negocio justo a un precio maravilloso.”

Warren Buffett acumuló una fortuna tan alta que se le hacía difícil mantener las tasas de rentabilidad anteriores. Así que siguió el consejo de su amigo y empezó buscar empresas maravillosas, con grandes negocios y que estén sufriendo algún problema temporal (Fuente: Charlie Munger en el episodio Influencers with Andy Serwer el 9/05/2019)

Este enfoque cambia todo para mejor y facilita el proceso de inversión.

El cambio en la estrategia llevó a Warren Buffett a invertir solamente en buenas empresas. Eso significa que son empresas con ventajas competitivas importantes, lo que llamamos Foso Defensivo (MOAT), con rentabilidad alta sobre el capital, con gestores honestos, íntegros y con orientación a los accionistas, y alta tasa de crecimiento de sus beneficios. A partir de este momento ya sabemos que una empresa es buena. ¿Pero en qué momento debemos comprarla?

Aquí entra la ultima parte del consejo del amigo Charlie. Que la empresa esté sufriendo algún problema temporal. Eso hace que los precios de las acciones bajen en el mercado. Que la gente no quiera invertir en la empresa, aunque siga siendo un buen negocio. En este momento si seguimos confiando en el negocio, lo único que debemos hacer es invertir y esperar a que el mercado reconozca de nuevo su valor para que su precio vuelva al nivel de antes o superior.

Conclusiones sobre la teoría de Warren Buffet

Leer sobre Warren Buffett nos hace pensar mucho sobre lo que dice y lo que hace realmente. Se habla de él como un guía a quien seguir, como si hubiera seguido la misma estrategia siempre. Y nada más lejos de la realidad.

He aquí algunas de nuestras conclusiones:

Donde dije digo, digo Diego.

Para empezar, una persona como Warren Buffett, que es seguido por innumerables personas en el mundo de la inversión, tiene que medir muy bien sus palabras porque sabe que muchos se lanzarán a hacer las cosas que él dice. Es una responsabilidad enorme.

Si él escribiera en sus cartas que aún sigue la estrategia del cigar butt muchos inversores terminarían quemándose con colillas al no saber cuándo apagarlas, por así decir. Es más sencillo decir que él invierte en buenas empresas con ventajas competitivas a buenos precios. Un consejo de sentido común y que nadie puede reprochar. Y ya cada uno que interprete qué son buenas empresas, cuáles son esas ventajas, y qué son buenos precios.

Pequeños inversores vs grandes inversores

Según nuestro punto de vista, los pequeños inversores como nosotros podemos sacar ventaja en determinadas situaciones frente a los grandes inversores, que no pueden. Nuestro tamaño es muy reducido comparado con los gestores de fondos de inversión y de pensiones, y eso nos hace más ágiles.

Se considera que actualmente los gestores de fondos son 85% de los participantes del mercado de acciones de EE.UU. Ellos son los que mueven el mercado. Y cuando quieren comprar o vender alguna acción, es muy probable que el precio de esa acción se mueva considerablemente también. Entonces ¿qué pasa? que cuando quieren vender alguna empresa que no está correspondiendo a sus expectativas, la operación puede durar varios meses, deben hacerlo poco a poco. Caso contrario, el precio caerá como una roca en el mercado inviabilizando la operación. En cambio, nosotros, las sardinas de la bolsa, podemos vender toda nuestra posición en cuestión de minutos y el mercado no se alterará.

Nuestra condición de pequeño inversor nos permite entrar y salir de una determinada acción rápidamente cuando nuestros parámetros se cumplan, por ejemplo aplicar nuestra estrategia de la mini cartera momentum.

Podemos también intentar seguir la estrategia que Charlie Munger compartió con Warren Buffett, pero sin la necesidad de estar invertido toda la vida en una determinada acción si no queremos, o incluso adoptar la estrategia cigar butt. Lo importante es obtener una rentabilidad adecuada al riesgo que asumimos al invertir en el mercado bursátil.

Además, nosotros podemos invertir en small caps, que son pequeñas empresas cotizadas en las bolsas. Los grandes inversores no tienen este privilegio, porque con una pequeña parte de su patrimonio comprarían toda una empresa, y eso haría con que el precio de las acciones explotase.

Sin contar con la posibilidad de utilizar estrategias con opciones en operaciones mas conservadoras.

Las circunstancias cambian

Como comentamos en nuestra entrada anterior sobre diversificar activos y estrategias, las circunstancias de cada inversor cambian a lo largo de su vida, y es lícito ir cambiando la manera de invertir. ¡Hasta Warren Buffet lo ha hecho!

Y las lecciones de Warren Buffet y Charlie Munger son muy valiosas, pero hay que saber adaptarlas a las circunstancias de cada uno, no copiarlas al pie de la letra.

La cuestión es cambiar nuestro paradigma de que existe solamente una manera de invertir bien.

Buffett envidia a los inversores pequeños!

Así es. Siéntete envidiado por Buffett. ¡Lo que él daría por volver a ser un inversor pequeño con todas sus ventajas! Lo refleja en este comentario de 1999:

Teoría de Warren Buffett y Charlie Munger ¿Me sirve de algo? - 1

Fuente: Foto del video Warren Explains how to make a 50% return per year, Youtube channel Cooper Academy – Investing.

O en este texto de Yahoo Finance sobre el tema: https://finance.yahoo.com/news/think-could-50-warren-buffett-180028441.html

¿A que te motiva para seguir aprendiendo e invirtiendo? ????

¡Un saludo y gracias por leernos!

¡Comparte si te ha gustado!


C&M Inversores

¡Hola! Somos ingenieros de profesión e inversores por afición. Nos gusta todo lo relacionado con el análisis de empresas y la inversión en bolsa. ¡El loco mundo de Wall Street! Hacemos gestión activa de nuestras inversiones y seguimos la filosofía Value combinada con estrategias de trading. En nuestro blog contamos nuestra experiencia y operaciones. cyminversores.com/blog  

Ir a los artículos del autor
Artículos que deberían interesarte..