CaixaBank modifica el fondo de pensiones para los empleados

El fondo de pensiones que ofrece el banco para sus trabajadores acumula 6.000 millones de euros. Últimamente, CaixaBank ha decidido cambiar la estrategia relacionada con el plan de pensiones e invertir directamente en Bolsa.

 

La estrategia anterior

El plan seguido por el banco desde 2006 estaba centrado en la canalización de la inversión a través de grandes gestoras internacionales. El año pasado, el 80% de su cartera se canalizó a través de gestoras: el 7,2% hacia Pictet, el 5,55% hacia Fidelity, el 5,12% a Amundi, mientras que BlackRock y Schroders gestionaron el 5,1% y el 5,00%, respectivamente. Se consideraba que la internalización de los activos a través de gestoras especializadas era una opción mejor que la entrada directa en estos mercados. No obstante, de esta manera CaixaBank no pudo tener voz ni voto en las empresas incluidas en su cartera.

 

Un camino hacia la inversión responsable

Por lo tanto, el banco ha decidido seguir la senda de la sostenibilidad, para la cual necesitará poder comprobar si las gestoras respetan las directrices de ISR (Inversión Socialmente Responsable). Como ha explicado CaixaBank, a partir de 2020 la comisión de éxito dependerá no solo de la rentabilidad obtenida, sino también de tres otras variables. Entre ellas se incluye el grado de cumplimiento de los requerimientos de ISR, que abarcan el diálogo para reconducir inversiones, la disminución de la huella de carbono, y la necesidad de batir el índice de referencia. En cuanto a las previsiones de rentabilidad para este año, el plan manifiesta un optimismo moderado. El objetivo del ejercicio previsto por CaixaBank es inferior al resultado del año pasado, ya que, como afirma el banco, es una cota difícil de repetir.


Agata Zep

Editor del portal FXMAG

Ir a los artículos del autor