Publicidad
twitter
youtube
facebook
instagram
linkedin
Publicidad
Publicidad

La guerra comercial de EEUU y China, Ucrania, Oriente Medio o la pujanza de los BRICS serán riesgos clave

|
selectedselectedselected
La guerra comercial de EEUU y China, Ucrania, Oriente Medio o la pujanza de los BRICS serán riesgos clave
depositphotos.com
Publicidad
Aa
Compartir
facebook
twitter
linkedin
  • IG presenta el informe ‘Perspectivas económicas para 2024’, un completo análisis elaborado por Pablo Gil con las variables que marcarán los mercados este año
  • Para el analista del bróker el escenario actual viene cargado de incertidumbres y un exceso de optimismo
  • El informe se basa en factores como el contexto económico, la geopolítica y las tendencias fiscales

Madrid, 25 de enero de 2024. Los inversores afrontan 2024 con optimismo, aunque el ejercicio vendrá marcado por sustanciales cambios económicos y geopolíticos. Así se desprende del informe ‘Perspectivas económicas para 2024’, un completo análisis donde el economista Pablo Gil, analista de IG, analiza la actualidad de la economía global, los mercados y las previsiones para este año.

El informe, elaborado para los clientes del bróker, parte de tres premisas fundamentales:

el entorno económico actual, evaluando el contexto en el que nos encontramos; la identificación de riesgos, donde se exponen las problemáticas en este escenario; y el impacto en los activos financieros, explorando cómo estas proyecciones influirán en las diferentes opciones de inversión, delineando posibles tendencias e implicaciones.

Lee también: El mercado laboral estadounidense sigue siendo sólido, ¡un atrerrizaje suave!

“2024 se presenta como un año clave en términos de políticas monetarias y fiscales a nivel global;

un mundo más polarizado que merece ser analizado de forma regional, mirando en detalle las áreas geográficas de forma independiente. El término aterrizaje suave no refleja los riesgos latentes de la economía y, en mis previsiones, considero probable que pueda pasar como en años anteriores y que el consenso del mercado diste mucho de la realidad que se avecina”, asegura Pablo Gil. Y continúa: “Comenzamos 2024 con la creencia de que por muchos riesgos latentes nada malo sucederá. Pero si aplicamos lo aprendido durante los últimos 4 años, lo que menos visos tiene de ocurrir es precisamente lo que defiende el consenso de mercado”.

Publicidad

En este sentido, y según se desprende del informe, el análisis del panorama económico actual en EEUU, Europa, China y Japón revela notables diferencias en el crecimiento económico, la inflación y las políticas fiscales y monetarias. Así, Estados Unidos se encuentran con la inflación interanual disminuyendo y la subyacente aun superando el objetivo del 2% de la Reserva Federal. “A pesar de las tres potenciales bajadas de tasas anunciadas por Jerome Powell para 2024, el mercado apuesta por hasta seis recortes de 0,25%, generando dudas sobre su justificación frente a la evolución de la inflación, el empleo y el PIB”, asegura Gil.  Mientras, en la Zona Euro, a pesar de la corrección de la inflación interanual, enfrenta la amenaza de una recesión económica. “Aunque el BCE y el Banco de Inglaterra no han ofrecido claridad sobre la reducción de tasas, los inversores pronostican seis recortes de 0,25% para Europa, siguiendo la tendencia de Estados Unidos”, adelanta el analista de IG.

Para Gil, en Japón se espera una eliminación gradual del estímulo monetario, planteando incertidumbres sobre los efectos de este cambio tras décadas de políticas expansivas agresivas; en China la crisis inmobiliaria, el potencial impacto en el mercado crediticio y la intervención regulatoria continuarán generando preocupaciones en los meses venideros.

El panorama geopolítico añade, además, complejidad al escenario económico durante este 2024: la guerra en Ucrania, que persiste sin visos de solución a corto plazo, con una pérdida de apoyo internacional a la causa de Zelenski; en Oriente Próximo, la guerra entre Israel y Hamás enfrenta crecientes críticas internacionales, mientras aumenta el riesgo de un conflicto global en una región exportadora de petróleo. El año, además, y según se desprende del informe, trae nuevas tensiones a la cadena logística mundial en la escalada en Irán y el Mar Rojo. “La sombra de Irán y la posible interferencia de los hutíes en el comercio marítimo generan ya las primeras tensiones inflacionistas y cambios en el transporte de mercancías global”, asevera Gil. Por su parte, en Asia, las elecciones en Taiwán comienzan a intensificar la tensión entre el PDP y China, con riesgos de conflicto. Y, para terminar, las elecciones en Estados Unidos a finales de año con una potencial victoria de Donald Trump, agrega para Gil no solo incertidumbre. sino anticipa cambios significativos en la política exterior del país.

En cuanto al tercer factor, las tendencias fiscales a nivel global, Gil vislumbra ajustes generalizados y considera que la década pasada, especialmente desde la pandemia, ha sido testigo de la mayor transferencia de riqueza del Estado a ciudadanos y empresas. “La inversión con tasas negativas, las bajadas de impuestos y los programas de QE fueron revertidos con el surgimiento de la inflación. Ahora se vislumbra un ajuste fiscal, al menos en Europa, planteando desafíos en un contexto de endeudamiento histórico”, dice el analista.

El informe elaborado por Pablo Gil, economista con una experiencia de más de 40 años gestionando activos a nivel profesional, plantea distintos escenarios económicos y financieros trabajados con ‘escenario base’ que establece una política monetaria y fiscal específica. A partir de aquí, el analista y referente del análisis de mercado en las redes sociales, explora posibles variantes según la evolución de la inflación y el impacto de conflictos bélicos contenidos o expansivos a nivel global.

Lee más sobre: Tesla ha fallado en la mayoría de los indicadores clave, ¡esto es lo que pasa con las acciones Tesla!

Así, el escenario base proyecta que los conflictos geopolíticos se mantendrán contenidos entre Israel y Hamás, así como entre Ucrania y Rusia

Publicidad

Además, la inflación seguirá desacelerándose durante 2024. “Aunque Europa entra en recesión a principios de año y Estados Unidos lo hace en la segunda mitad de 2024, se espera que la inflación permita la reducción de tasas de interés en Europa y un aterrizaje suave en Estados Unidos”, resume Gil.

En el escenario positivo, los conflictos geopolíticos se contienen, pero la inflación disminuye más rápidamente de lo previsto, lo que permitiría al Banco Central Europeo bajar las tasas para sacar a Europa de la recesión. “Estados Unidos experimentaría solo un aterrizaje suave, sin recesión. La inflación cedería y los bancos centrales podrían bajar tasas de interés puntualmente”, apunta el analista de IG.

Por último, en un escenario negativo, los conflictos geopolíticos se expanden a más países, aumentando la inflación y afectando a Oriente Próximo, el petróleo y el gas. “Esto llevaría a una situación de estanflación en Europa y Estados Unidos, con persistente presión inflacionista y recesión económica. Los bancos centrales tendrían dificultades para contrarrestar la recesión debido a las presiones inflacionistas”, puntualiza Gil.

Y es precisamente en relación a estos escenarios donde se prevé el distinto comportamiento de los diversos activos financieros

Por ejemplo, en la Bolsa MSCI Mundial, el escenario positivo indica apreciaciones del 10-15%, el escenario base prevé caídas del 12-19%, y el escenario negativo implica desplomes del 33-48%. Similarmente, se analizan escenarios para la bolsa china, donde en un escenario negativo se señala la posibilidad de una pérdida de un soporte clave y caídas del 37%, mientras que las para las materias primas en un escenario base se proyectan correcciones del 15-25%, indicando una disminución de la demanda debido a una recesión económica. También se analizan el dólar que en un escenario negativo puede escalar hasta un 10-15%, indicando una fuerte demanda de dólares en medio de una crisis global. Los bonos estadounidenses y alemanes, por su parte, en un escenario positivo experimentan correcciones hacia el 3,85-4,25%.

A modo de conclusión, Pablo Gil añade:

“A pesar de los riesgos latentes, el 2024 inicia con optimismo, reflejado en primas de riesgo cercanas a mínimos históricos. La experiencia de años anteriores sugiere cautela respecto al consenso de mercado, ya que lo menos probable podría ser lo que actualmente predice. En este año desafiante, la prudencia y la flexibilidad son clave para navegar por las incertidumbres económicas y geopolíticas que se avecinan”.

Fuente de la imagen principal: depositphotos.com

¿Tienes algún tema interesante? Escríbenos

¿Quieres que describamos tu historia o nos encarguemos de algún problema?

Escribe a la redacción


Noel Hurtado

Noel Hurtado

Redactor de FXMAG. Nos puedes seguir en FACEBOOK TWITTER


Publicidad
Publicidad