Una pandemia mucho peor: La contabilidad oculta del coronavirus

La falta de respuesta ordenada de la Unión Europea podría quedarse solo en el plano económico. Pero la lamentable situación europea no acaba aquí.

Hace unos días sabíamos que Europa tampoco se pone de acuerdo en la forma de contabilizar los casos de coronavirus. Mientras por ejemplo en Francia solo se contabilizan los fallecidos en hospitales, Reino Unido ha decidido recientemente incluir los muertos en domicilio (que antes no hacía), como sí contabiliza Italia, aunque siempre de casos sometidos a test de coronavirus.

En España, hemos conocido que no se contabilizaban como fallecidos por coronavirus a personas con síntomas, a no ser que se les hubiera realizado previamente el test.

Visto lo visto, un estudio del Imperial College de Londres, colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afirma que las medidas de distanciamiento social podrían ser necesarias entre 12 y 18 meses.

La duda que empezó entre los expertos a principios de año, según China iba dando sus informes de casos, ha pasado a ser una realidad empírica: Los datos sobre infectados y fallecidos por coronavirus a nivel mundial no son reales. La pregunta es hasta qué punto no lo son.


En el caso de España, cada día vamos de sorpresa en sorpresa. Varias comunidades autónomas calculan que el número real de fallecidos puede duplicar al oficial contabilizado por el Ministerio de Sanidad. El 90% de los casos de coronavirus en este país podrían estar ocultos.

El muestreo con test rápidos durará semanas, según explicó recientemente el ministro de Sanidad español, Salvador Illa. El objetivo es dimensionar el desfase entre las cifras oficiales y la propagación real del virus y diseñar a partir de ahí las medidas de salida a esta crisis que se ha cobrado ya 13.798 vidas en España (cifra oficial).

Ahora la pregunta es hasta dónde podría dispararse el recuento oficial cuando todos estos casos, ahora no contabilizados, empiecen a reajustarse.

¿Volveremos a estar lejos de llegar al famoso pico de la curva? ¿Los ciudadanos seguiremos confinados sine díe? ¿La economía podría seguir cayendo al no avistarse signos de reanudación paulatina de la actividad?

La patronal de los empresarios (CEOE) calcula que el PIB español caerá entre un 5% y un 9% en 2020 por la crisis del COVID-19, y contempla un escenario en el que el paro podría incrementarse entre 500.000 y 900.000 personas.

Lo que sí parece claro es que podríamos estar ante una pandemia mucho peor de lo que ya parecía: la contabilidad oculta.


Laura Sánchez

Jefa de Edición en Investing.com en España, Laura Sánchez tiene 20 años de experiencia como periodista económico. Ha sido directora de Grupo Dirigentes y ha trabajado en Expansión, Actualidad Económica, Dinero y Bolsamania.com. Anteriormente, también fue redactora en prensa generalista (El Mundo y La Razón), radio (RNE), televisión (TVE) y en la agencia de noticias EFE.

Ir a los artículos del autor
Artículos que deberían interesarte..