Se avecinan obstáculos para las bolsa de Asia aunque sigan respirando por el cambio de humor
fot. freepik.com

La bolsa de Asia disfrutaba de un repunte de alivio el lunes, ya que los máximos históricos de Wall Street y la flexibilización de la política monetaria en China ayudaban a calmar algunos de los recientes temores sobre el crecimiento económico mundial, aunque esta semana se avecinan varios posibles escollos.

En Estados Unidos, los datos de inflacion podrían dar un susto antes de las declaraciones del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, el miércoles y el jueves, donde los mercados serán hipersensibles a cualquier insinuación de una posible reducción anticipada de sus compras de estímulos.

También arranca la temporada de resultados, con JP Morgan, Goldman, Citigroup y Wells Fargo entre los que presentan informes esta semana.

China publica esta semana cifras sobre el crecimiento económico, el comercio, las ventas minoristas y la producción industrial, en un momento de preocupación por que puedan ser decepcionantes debido a la repentina relajación de su política monetaria anunciada la semana pasada. "Las expectativas en torno a las perspectivas de China se han agravado durante el último mes como resultado de algunos datos parciales decepcionantes, que empeoraron mucho por la perspectiva de haber caído del pico del crecimiento de la recuperación tras la pandemia", dijeron los analistas de Westpac en una nota.


 

Aprende a trabajar con los patrones de velas

 


 

"Sin embargo, todavía se espera que el crecimiento anual esté por encima del 8,0% y, hasta la segunda mitad de 2022, el pulso de crecimiento trimestral debería recuperar la tendencia". Por el momento, los inversores se alegraron de que el estallido bajista de la semana pasada se diera la vuelta en Nueva York, haciendo subir a Wall Street y moderando el repunte alcista de los bonos. El lunes, el índice MSCI de acciones de Asia-Pacífico sin Japón ganaba un 0,7%, después de ceder un 2,3% la semana pasada.

El Nikkei japonés rebotaba un 2,2% y se alejaba del mínimo de dos meses alcanzado el viernes

El Nikkei japonés rebotaba un 2,2% y se alejaba del mínimo de dos meses alcanzado el viernes, mientras que Corea del Sur se añadía un 0,9%. Los valores chinos subían un 1,1%. Los futuros del Nasdaq y los del S&P 500 subían un poco más tras su recuperación del viernes. Los futuros del EUROSTOXX 50 se mantenían estables, mientras que los futuros del FTSE bajaban un 0,2%.

Los futuros del EUROSTOXX 50 se mantenían estables, mientras que los futuros del FTSE bajaban un 0,2%.

Los rendimientos de los bonos estadounidenses a 10 años se mantenían en el 1,35%, tras haber llegado al 1,25% el viernes después de ocho sesiones consecutivas de subidas de precios. "El repunte de los rendimientos estadounidenses en julio ha sido notable", señalaron los analistas de NatWest Markets. "Ningún factor explica perfectamente el movimiento (...) pero los temores sobre el crecimiento mundial y la variante delta de la COVID-19 habían suscitado nuevas dudas sobre la inflación".

Ese brote de aversión al riesgo también había apoyado al dólar estadounidense, que es un refugio seguro, hasta que se topó con cierta toma de beneficios el viernes. En el momento de redacción cotizaba a 92,190 frente a una cesta de divisas, después de haber tocado un máximo de tres meses de 92,844 la semana pasada.

El yen, que es un refugio seguro, también perdía algo de terreno hasta los 110,16 por dólar, mientras que el euro se fortalecía hasta los 1,1869 dolares desde el mínimo de la semana pasada de 1,1780 dólares. La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, sorprendió a los mercados el lunes, al afirmar que el banco cambiará la orientación de su política monetaría en su próxima reunión y demostrará que se toma en serio la reactivación de la inflación.

El estado de ánimo general de aversión al riesgo contribuye a la subida del oro

La nueva estrategia del BCE le permite tolerar una inflación superior a su objetivo del 2% cuando los tipos están cerca de mínimos. La semana pasada, el estado de ánimo general de aversión al riesgo contribuyó a la subida del oro, que cotizaba el lunes a 1.800 dolares la onza frente a su mínimo de junio de 1.749 dolares.

Los precios del petroleo se estabilizaban el lunes

Los precios del petroleo se estabilizaban el lunes, después de terminar una semana volátil con un rebote debido a la reducción de los inventarios en Estados Unidos. Los operadores siguen sin saber qué pasará con la oferta después de la ruptura en las conversaciones de la OPEP sobre las restricciones. El Brent bajaba 18 centavos a 75,37 dólares el barril, mientras que el crudo estadounidense bajaba 16 centavos a 74,40 dolares.


Artículos que deberían interesarte..