Los 3 roles del emprendedor y del empresario
En el artículo descubrirás:

Sí, partimos de que tienes una estupenda formación y de que te gusta tu trabajo. Pero esto no es suficiente para ser un estupendo emprendedor o empresario. ¿O crees que sí?

 

Sí, partimos de que tienes una estupenda formación y de que te gusta tu trabajo. Pero esto no es suficiente para ser un estupendo emprendedor o empresario. ¿O crees que sí?

Hay 3 típicos roles que deberías cumplir para ser un emprendedor o empresario completo. ¿Quieres saber cuáles son?

El primer rol que tienes que cumplir es el técnico. Este es el rol más sencillo, y casi siempre 'más amable', ya que se refiere a realizar el trabajo en sí. Aunque alguien con este rol muy desarrollado y que quiere emprender, tiene el inconveniente de creer que el negocio no es realmente un negocio, sino un lugar al que acudir a trabajar.

El problema de los técnicos es que están convencidos de que mediante la comprensión del trabajo técnico del negocio están perfectamente cualificados para hacerlo funcionar. Y eso no es del todo cierto.

Y aunque dediquemos mucha de nuestra energía a este rol, no debemos desperdiciarla toda aquí, ya que tenemos que dedicarnos a los otros dos roles.

El segundo rol es el llamado gestor ¿Qué lleva aparejado este rol? Pues desempeñar las tareas que son imprescindibles para que el negocio funcione: conseguir clientes, realizar publicidad, llevar un control de los cobros y los pagos, controlar los impuestos...

Es probable que este rol te pueda resultar 'poco amable', y no quieras asumirlo tú y prefieres delegarlo; eso sí, si lo haces tú, tienes que dedicarle tiempo.

El tercer rol es el visionario o emprendedor. Este rol es la parte más soñadora, lo que te impulsa a trabajar por tu proyecto: tener la visión de tu negocio a medio y largo plazo, la imagen de lo que quieres crear...¿Tienes definida la visión de tu negocio?

Lo fundamental es que estos roles estén perfectamente equilibrados. Así, un negocio sin un gestor o directivo que dé órdenes y sin un técnico que trabaje, tendrá muchas probabilidades de fracasar. Un negocio centrado en la personalidad directiva o gestora, sin el tercer rol y sin el primero, también se hundirá rápidamente. Y en el caso de que el negocio esté basado exclusivamente en el rol técnico, el pobre técnico trabajará hasta el agotamiento y terminará por levantarse todos los días para trabajar más que el día anterior, y así, sucesivamente.

¿Tienes equilibrados estos roles actualmente en tu negocio?


Gabriel J Martínez Moreno

Mentor de Emprendedores y empresarios. MentoringForMe : www.mentoringfme.com , https://www.noworkhard.mentoringfme.com/

Ir a los artículos del autor
Artículos que deberían interesarte..