Las bolsas en Máximos y Trump feliz

Ahora que estás leyendo me gustaría decirte que estos vídeos son exclusivamente para enmarcar un escenario de inversión, hipótesis e ideas para operar en intradia.

No busco tener razón, simplemente que pienses, que critiques y que veas una forma de enfrentarte a los mercados. Es decir, formación, no que operes con lo que digo en cuanto veas el vídeo.

Por eso, no te quedes en estas líneas cuando hago una introducción, ve el vídeo íntegro o la parte que te interese, pero no te quedes solo en la puerta, te invito a pasar.

Nos encontramos donde estábamos antes del Covid19 y vemos como el Nasdaq incluso se encuentra en sus máximos históricos.

Las últimas semanas han sido espectaculares y las bolsas han subido muchísimo. Hemos pasado a un estado de euforia total teniendo a Donald Trump el viernes sacando pecho por el gran logro de bajar la tasa de paro respecto al mes de mayo del 14% al 13%, cuando se esperaba un 19%. Un hecho que se explica a la facilidad de contratación que existe en el país cuando además se encuentra en dos frentes muy claros, uno interno con las revueltas raciales y otro externo con la Guerra con China.

En este contexto los sectores tradicionales han subido con fuerza. Y es aquí donde empezamos a ver la clásica divergencia entre ciclo bursátil y ciclo económico. Si en su momento hablamos que uno de los sectores más castigados como las aerolíneas son las que más iban a sufrir, vemos como han empezado a subir en bolsa sin que todavía los vuelos internacionales hayan regresado a su actividad normal antes del Covid19.

Podemos pensar que las manos fuertes se están posicionando y tomando la delantera para que cuando todo vuelva a cierta normalidad de vuelos, los resultados empresariales sean nuevamente crecientes, ya que para el segundo trimestre del año serán nefastos. La cuestión es que algunas empresas han quedado tan lastimadas que no sería raro ver como terminan desapareciendo, fusionándose o compradas por otras más fuertes.

La cuestión es que entre ese optimismo y la brutal cantidad de dinero que están inyectando los Bancos Centrales a los mercados, está haciendo que se estén comprando acciones sin todavía saber cuales son las realidades de los sectores una vez que las economías estén abiertas al 100% y ver como a nivel mundial nos relacionamos con un virus que hoy por hoy no tiene cura.

Porque este es un hecho que está pasando desapercibido, no hay vacuna, se habla de algunos estudios exitosos pero no hay nada concluyente. La pregunta entonces, por muy prometedores que sean los estudios, es: ¿para cuándo estará?

El mejor de las hipótesis es finales de año, las peores mediados del 2021. Pero surge otra pregunta, ¿en qué momento estaremos a nivel mundial todos vacunados? Porque esto puede tardar en producirse otros 6 meses entre el descubrimiento y posterior producción en masa y que luego la gente se vacune.

Creo que podemos decir, que todavía queda un camino largo para no dejar de convivir con mascarillas.

Esta visión prudente o conservadora de la situación lleva a ponerse en el panorama de que no debemos preocuparnos si no hemos tomado posiciones en este ciclo alcista fuerte y no debemos torturarnos por habernos salido de él por miedo a perder lo ganado o porque sencillamente estábamos perdiendo.

La idea es ser cautelosos y mirar bien en que se va a invertir y que quizás estar en liquidez es de las mejores opciones, porque tanta subida sin unos verdaderos fundamentales que lo aguanten pueden hacer caer el castillo más rápido de lo se tardó en construir. Por tanto, si estás invertido de antes, la reversión a la media te ayudará con el tiempo y debes seguir trabajando en ello, sobre todo si haces indexación.

Para el resto de posibilidades confiar en tu gestor profesional y si eres tu el que hace las inversiones ser más cauto que nunca, y ser fiel a un sistema si te funciona con un margen de seguridad claro y amplio.

En el caso de que no tengas creada tu estructura correcta de ahorro e inversión es el momento de dar el paso y aprovechar el verano para construirla.

Todo este entorno en el caso de que no sepas o no lo entiendas, te deben llevar a querer ir de la mano del profesional, que te hará llegar antes a tus metas y que puedas disfrutar de una paz emocional mayor. Por eso la formación es importante, y sobre todo hoy en día en finanzas.

Aprende con un mentoring y coaching privado, personal e individual para crear tu estructura de ahorro e inversión en momentos difíciles para que luego en los buenos tiempos puedas seguir con ella y mejorarla.


Sergio Valverde

Desde el año 2010 soy trader e inversor a tiempo completo compaginándolo con la formación a alumnos en mi metodología de inversión. En esta aventura profesional también realizo otras actividades profesionales como procesos de coaching para traders, ejecutivos, deportistas y particulares, como formaciones y mentoring en finanzas personales para que las personas puedan organizar su economía desde la base fundamental para luego dar el salto a las inversiones. https://sergiovalverdegroup.com/

Ir a los artículos del autor
Artículos que deberían interesarte..