La tokenización como propulsor del cambio económico
En el artículo descubrirás:

Tras la noticia de la IEO (Initial Exchange Offering) en Emirex Exchange, que se encuentra en pleno desarrollo, Criptoro acaba de cerrar un acuerdo con otro importante Exchange para una nueva IEO y posterior comercialización de su token CTRO.

 

Tras la noticia de la IEO (Initial Exchange Offering) en Emirex Exchange, que se encuentra en pleno desarrollo, Criptoro acaba de cerrar un acuerdo con otro importante Exchange para una nueva IEO y posterior comercialización de su token CTRO.

Estas son extraordinarias noticias para Criptoro, que a los ya anunciados de Emirex Exchange y Uniswap, ahora hay que sumar BigOne Exchage a la lista de los que podrán comerciar Criptoro Coin (CTRO) y probablemente no será el último.


 

¿Quieres aprender más?

 


 

Además, no debemos olvidar que la propia web Criptoro.com lleva tiempo comercializando CTRO a través de su Market Place. Criptoro Coin encontrará en el Exchange de originario de Singapur, par con Bitcoin (BTC), Ether (ETH) y Tether (USDT)

Este tipo de acontecimientos apuntalan de manera decisiva el proyecto Criptoro, que de esta manera obtiene respaldo internacional, al ver como grandes actores del mundo cripto, demuestran confianza en Criptoro tanto a nivel institucional como en su token.

Hay que tener en cuenta que un token, en este caso CTRO, es dinero y aunque haya un único emisor, y por tanto sea una moneda particular, es necesario que CTRO pueda ser intercambiado libremente por diversas vías, similar a lo que sucede con el dinero Fiat de curso legal.

Conviene aclarar, para aquellos que aún no estén familiarizados con este tipo de términos, que un token es un activo que solo tiene valor dentro de la comunidad que lo acepta o adopta, por tanto, mientras más grande sea esta comunidad que entiende y valora su utilidad presente o futura, mayor será su demanda y por tanto su valor, sobre todo si el suministro es finito y limitado.

Un ejemplo clásico son las fichas de casino. Estas son valiosas sólo dentro del casino, y solo en él son intercambiables por dinero de curso legal. Fuera del casino estas fichas carecen de valor alguno, ya que no tiene utilidad.

Tanto estas fichas, como nuestras monedas y billetes de uso cotidiano, son tokens. ¿Te sorprende que las monedas de curso legal sean tokens? Piénsalo, si ahora mismo tuvieras un Franco Suizo ¿podrías pagar con él fuera de Suiza? La respuesta es no, por tanto, es un token que representa un valor, aceptado sólo en una determinada comunidad, como en el caso del casino, aunque es intercambiable por otros tokens (euros o dólares) en una casa de cambio, exactamente igual que las fichas del casino.

Viéndolo así, comprobamos como estamos mucho más acostumbrados a usar tokens de lo que jamás hubiéramos pensado.

Sin embargo, al contrario que las monedas o las fichas de casino, los tokens de los que hablamos son digitales, no tienen forma tangible y pueden usarse para representar digitalmente cualquier cosa, ya sea un objeto físico o virtual. En este caso el token representa al objeto en sí mismo, pero en formato digital. Por ello decimos que podemos tokenizar cualquier cosa, desde activos únicos e irrepetibles (Tokens no fungibles), hasta otros que son indistinguibles de sus iguales (tokens fungibles) como una moneda.

Una empresa o un proyecto tecnológico, puede decidir emitir su propio dinero en formato digital, su propia criptomoneda, como el casino lo hace con las fichas, y a esta representación digital le llamaremos token, por tanto, las criptomonedas se representan mediante tokens, pero no todos los tokens tienen por qué ser criptomonedas.

Llegados a este punto, es lógico preguntarnos el motivo por el que algunos tokens valen más que otros. Pongamos de ejemplo al bitcoin.

La blockchain de Bitcoin tiene una serie de cualidades únicas en el mundo ya que resuelve una serie de problemas y mejora las cualidades clásicas del dinero, como es la velocidad de transmisión del valor, la privacidad en los pagos (que no anonimato), la transparencia de las operaciones (trazabilidad), la inconfiscabilidad de activos, el doble gasto, la inmutabilidad de la información contenida en ella etc.

Cualquiera podría querer usar esta blockchain si alberga tantas ventajas, pero para ello debes poseer su token, el bitcoin, que representa la criptomoneda con la que pagas por su uso, ya que trasmitir información o valor es rápido y barato, pero tiene un coste y este debe pagarse con bitcoin (token).

Si mucha gente piensa que el uso de esta blockchain será masivo en un futuro, querrán poseer sus tokens, es decir la demanda aumentará, si a esto sumamos un token escaso, como es el caso de bitcoin, es posible que la oferta disponible de tokens será inferior a su demanda y por ello el precio del bitcoin tiende a subir.

En el caso de criptomonedas estables, en las que el precio no puede subir ni bajar como por ejemplo Tether (USDT), cuyo precio siempre es 1 dólar americano, las tensiones de mercado se resuelven emitiendo o retirando tokens de circulación, es decir afectando a su oferta.

Yendo un paso más allá en este análisis, podemos explicar el caso del token CTRO, que representa el patrón económico de Criptoro, su dinero y, se configura como un token de utilidad, es decir, sirve como las famosas ficha del casino, para pagar por los productos y servicios que proporciona Criptoro, así como por los de cualquier otra empresa que decida aceptarlo como forma de pago.

CTRO es intercambiable por otros activos como euros, dólares o bitcoins a través de los exchanges que lo comercializa, es decir tiene liquidez. Al igual que bitcoin, este activo es limitado y escaso, y lo será más aun, ya que aquella cantidad de tokens que no sean distribuido tras su ICO, serán destruidos en etapas sucesivas y, nunca podrá emitirse dinero nuevo.

Con estas bases, si pensamos que los productos que comercializa Criptoro serán muy demandados y, además, sabemos que pagarlos con CTRO resultará ventajoso, la demanda del token aumentará, mientras la oferta se mantiene fija. Conclusión: el token ha de subir de precio.

Pero no solo eso, si además, es una fórmula monetaria adoptada por otras empresas, por las características ya mencionadas, su demanda crecerá rápidamente y a ritmo constante.

 

Lógicamente para Criptoro, es muy relevante que haya empresas en la economía que adopten su criptomoneda como solución de pagos y, de hecho, lleva meses planificando y estructurando un ambicioso plan para que esto suceda. La gran noticia es que los primeros frutos ya están aquí.

Una vez cerrado el acuerdo con el mejor equipo de futbol sala del mundo Movistar Inter FS para el desarrollo de una App que permitirá la compra de productos y servicios, incluidas las entradas con CTRO, Criptoro comienza su incursión en el sector hostelero.

Así, Banana Beach Patacona es el primer hotel en España que adoptará CTRO como moneda de uso común con la que pagar por los productos y servicios tanto del hotel B&B como del restaurante situados en Valencia. De esta manera, sus clientes podrán alojarse en el hotel, degustar alguno de sus deliciosos pokes o contratar este o aquel servicio dentro de su amplia oferta y, pagar con Criptoro Coin.

En por eso que hablamos de que Criptoro va a tokenizar Banana Beach, ya que el hotel contará con un Pool de CTRO a disposición de sus clientes, por tanto, adopta Criptoro Coin como su propio dinero.

Este hito probablemente sea un antes y un después para el potente sector hostelero español.

Efrén Arroyo

Economista, Periodista y Director de Criptoro Digital Blog.

 

Notowania: BITCOIN

Przejdź do wykresu
Fuente: https://pl.tradingview.com/symbols/BTCUSD/

Criptoro - Efrén Arroyo Franco

Economista y editor del Blog de Criptoro. https://www.criptoro.com/ 

Ir a los artículos del autor
Artículos que deberían interesarte..