Finanzas personales: ¿Tiene sentido ahorrar en este contexto? ¿Es mejor ahorrar o invertir? ¿En qué invierte el trader hoy? Las mejores oportunidades del mercado de valores hoy ¡Atentos a la Bolsa!
fot. freepik.com

Con un sueldo mensual promedio que, medido en dólar blue, se encuentra en 350 dólares (o 100.00 pesos), seguramente muchos/as se habrán hecho la pregunta que titula la columna de hoy. Precios en aumento, valores de las propiedades dolarizadas, devaluaciones violentas …pareciera que el ahorro pierde sentido en un contexto tan adverso.

Sin embargo, entregarse al consumismo es, a mi juicio, un grave error en lo que respecta a tus finanzas personales, que terminarás sufriendo tarde o temprano. Por ello es que a continuación presentaré cinco argumentos por los cuáles afirmo que el ahorro no solo tiene sentido en el presente sino que además es más recomendable que nunca.
¡Comencemos!

No gastes dinero en cosas que no necesitas. Y lo más importante, no gastes dinero antes de habértelo ganado:

El ahorro como hábito en economías cíclicas

Si ganás 100 mil pesos por mes y lográs ahorrar el 10%, suponiendo que puedas comprar dólares a tipo de cambio oficial (ya que serían menos que el límite de 200 dólares permitidos) estamos hablando de un ahorro mensual de casi 70 dólares (840 dólares anuales). Claro, suena como muy poco como para invertir, ni hablar si tu objetivo es comprarte un auto o el deseado techo propio.
Pero es importante tener en cuenta que el ahorro es un hábito que tiene que ser practicado de manera continua, de manera tal de que sea incorporada en nuestra rutina diaria de forma efectiva.
Sería muy raro ver a alguien que tenga ese hábito y lo suspenda en contextos económicos adversos como el actual, para luego volver a implementarlo cuando “pase la tormenta”. Aquel que ahorra lo hace siempre y prácticamente sin pensarlo, tal es la definición de hábito que hemos estudiado tiempo atrás.
Y hablando de hábitos, te dejo este link con 7 hábitos que te impiden ahorrar, para que puedas desactivar lo hábitos nocivos que te alejan del objetivo y comiences ahora mismo a generar excedentes monetarios en tus finanzas personales.

Más ahorro, menos esfuerzo

Para comenzar a generar excedentes entre los ingresos y los gastos, hay que esforzarse, eso nadie lo puede discutir. Ya sea ajustando los gastos o trabajando más para incrementar los ingresos (o ambos al mismo tiempo), requiere de mucha disciplina y esfuerzo.
Ahora bien, lo que muchos/as no saben que ese esfuerzo es decreciente a medida que incorporamos el hábito de ahorro en nuestras rutinas y que aprendemos a generar nuevos ingresos utilizando ese excedente. Esto es así porque de los tres ejes que tenemos para generar dinero (cuerpo, mente y dinero) en general el cuerpo es el que se utiliza para la aparición del primer ahorro, mientras que a posteriori se utiliza el del dinero a través de las inversiones, lo cuá requiere claro menos esfuerzo que el del eje cuerpo.
Resumiendo: ganar 100 mil pesos adicionales te llevará menos esfuerzo que ahorrar los primeros 100 mil.             

El ahorro como reductor de stress financiero

Si te importa tu salud, debés ahorrar. ¿Cómo establecemos esa relación entre el dinero y lo más importante que tenemos, que es la sanidad? Como seguramente te podrán decir aquellas personas que viven con lo justo o se encuentran endeudadas, vivir en un país con una economía tan cambiante como la nuestra te puede ocasionar fácilmente un cuadro de stress financiero dañino para el cuerpo.
Por el contrario, contar con respaldo económico en forma de ahorro disminuye notablemente las preocupaciones monetarias y permite gozar de una vida más plena y saludable.

Crisis = oportunidad (si tenés ahorro para aprovecharla).

En el idioma chino la palabra crisis se traduce como Wei Ji, que está formada por dos caracteres. El primero, Wei, significa peligro, mientras que el segundo, Ji, equivale a oportunidad. Con un poco de humor podríamos decir entonces que siguiendo esta definición, Argentina es un país lleno de oportunidades.
Pero cuando hablamos de economía o finanzas, para poder aprovechar las oportunidades que cada una de las reiteradas crisis trae aparejada, necesitamos capital, es decir, ahorro.
Estudiando la biografía de millonarios reconocidos a nivel mundial me di cuenta de que es justamente durante las crisis que sus patrimonios crecen exponencialmente.


Sin poseer el ahorro necesario las oportunidades aparecerán igual, pero dolorosamente habrá que dejarlas pasar o ver como son aprovechadas por personas más previsoras.

El ahorro como originador de las finanzas patrimoniales.

 Un correcto entendimiento de las estrategias de ahorro, gasto e ingresos devendrán en unas finanzas personales más saludables y ordenadas, disminuyendo como vimos el stress financiero y permitiendo aprovechar las enormes oportunidades que una economía tan volátil como la nuestra ofrece. Pero la generación de un excedente en forma de patrimonio no es el final de los problemas, como muchos/as creen, sino más bien el inicio de uno nuevo, que está relacionado con la administración de ese patrimonio, que es de lo que se ocupa las finanzas patrimoniales.
Como dijimos una vez, los argentinos tenemos un doble trabajo: ganarla y cuidarla.
Dónde invertir, como evaluar correctamente el par riesgo/rentabilidad o aprender a diversificar correctamente son solo algunas de las cuestiones a tratar una vez que se ha podido generar un patrimonio mínimo, pero para poder llegar a esta instancia debemos haber abrazado antes el hábito del ahorro como primera instancia.
Con nociones de finanzas personales pero sin ahorro estaremos siempre viviendo con lo justo y angustiados por lo que el futuro nos deparará en términos económicos, sabiendo que lamentablemente vivir de la jubilación estatal no debería ser considerado como una opción hoy en día dadas las circunstancias.

Conclusión

 Seguro que tendrás algún compañero/a de trabajo, amigo/a o familiar que te diga que no ahorra porque no tiene sentido con un peso tan devaluado. Te recomiendo que evalúes si ese consejo sale de alguien que suele ahorrar y ahora decide no hacerlo o de alguien que nunca ahorra, y busca legitimar su descuido apoyándose en el contexto actual. Mi experiencia me dice que es más probable que sea esta última opción.
En función de los argumentos presentados en la columna de hoy no deberían quedar dudas de que, aún en un contexto claramente adverso para el ahorro como el actual, la generación del excedente monetario en tu economía doméstica es altamente recomendable.
¡Nos reencontramos la semana que viene con más tips financieros!

¿Quieres estar al tanto de todo? ¡Síguenos en Google News!


Nicolás Litvinoff

Nicolás Litvinoff, director de Estudinero.org http://nicolaslitvinoff.net/ https://www.estudinero.org/ 

Ir a los artículos del autor
Artículos que deberían interesarte..