Finanzas personales: A veces se gana, a veces se aprende... ¿Cuál es el error más perjudicial que un inversor realiza en sus inversiones?
fot. freepik.com

Es sabido: actuar emocionalmente en el mercado es el camino más rápido para hacer una pequeña fortuna, pero partiendo de una gran fortuna.

Mal comprar en momentos de euforia o mal vender en momentos de pánico son moneda habitual en los inversionistas amateurs, y este mal hábito suele ser el causante de que muchos se retiren tempranamente, pero no del trabajo sino del mercado accionario, abatidos por las pérdidas y su “mala suerte”.

En esta ocasión quiero que analicemos juntos una muy interesante encuesta realizada por “The Right Mix and AllianceBernstein” en donde la pregunta a contestar fue:

¿Cuál es el error más perjudicial que un inversor realiza en sus inversiones?

Y los resultados fueron:

Comprar activos sobrevaluados (8%): Lo importante aquí es entender que solamente nos damos cuenta con seguridad de este error una vez que pasa el tiempo y el activo cae de precio. Este error es puramente “emocional”: detectamos un activo el lunes y ese día sube, el martes sube aún más, el miércoles continua su tendencia al alza a pesar de que el resto del mercado cae…y de alguna manera el jueves evaluamos que sería más “doloroso” estar afuera de ese activo y que siga subiendo que comprar y que caiga.

Y ocurre lo temido: compramos y comienza a caer, y terminamos “pagando la fiesta” de todos los que vendieron cuando nosotros compramos.

Mi consejo aquí es utilizar indicadores de Análisis Técnico, como el Relative Strength Index (RSI), que nos dice cuando un activo tiende a estar “sobrecomprado”. Cuando el RSI marca niveles de sobre compra, es preferible no comprar.

Mantener demasiado tiempo activos en cartera (11%): 

Lo irónico de este error común es que se suele mantener en cartera los activos de más pobre performance esperando “que reboten” y se tiende a tener más rotación de los activos que suben, para tomar ganancias. De tal manera, al hacer esto el portafolio queda conformado en su mayoría por activos de baja calidad que en algunos casos pueden estar dese hace varios años esperando la resurrección.

Lo aconsejable aquí es pensar en las acciones como empleados que trabajan para nosotros: debemos deshacernos de los haraganes, impuntuales e irresponsables (de baja productividad) y mantener en cartera a los trabajadores, cumplidores y responsables (de alta productividad), que es exactamente lo contrario a lo que el promedio de los inversores hace.

Claro, esto significa reconocer que nos equivocamos e ir en contra de emociones tan fuetes y nocivas como el orgullo, una de las principales razones emocionales de pérdida.

Tener demasiado dinero en una sola inversión (16%): 

Esto sucede cuando nos enamoramos a primera vista de un papel, lo compramos y sube, entonces nos preguntamos “porqué no comprar más cantidad si nos llevamos tan bien?”. Y la realidad marca que no importa cuanto nos guste una acción: las reglas de diversificación fueron hechas por motivos tan nobles como que podamos preservar nuestro capital y no depender de un riesgo único, sino más bien de un riesgo de mercado.

Mi consejo es no tener, bajo ningún punto de vista, más de un 20% del total de la cartera en un solo activo.

También se debería prestar atención a la correlación del resto de los componentes de la cartera entre sí, para lo cuál se usa el Beta.

Tratar de “tradear” al mercado (31%): 

Este es uno de los errores más frecuentes según esta encuesta, y aquí es donde emociones tales como la codicia y el pánico juegan un rol de suma importancia.

Lo contrario a realizar Trading en el mercado sería la estrategia de “comprar y esperar”, que es la que debería hacer un inversor que no tiene tiempo ni ganas para dedicarle a sus inversiones. Claro que primero debería elegir cuidadosamente los activos, porque aquí no hay margen para equivocaciones (pensemos en aquellos que compraron acciones de Lehman Brothers de largo plazo…)

Pero en todo caso, el mensaje de fondo aquí es: no trate de “tradear” el mercado sin alguna estrategia de Análisis Fundamental o Técnico detrás, porque los costos pueden ser altísimos.

No prestar atención a la asignación de activos (33%): 

Este error está relacionado con el visto anteriormente de “tener demasiado dinero en una sola inversión”. El consejo aquí es prestar especial atención a los betas de los activos y calcular el beta de nuestro porfolio, partiendo de los betas individuales y ponderándolos por la participación de cada uno en el total.

Para aquellos inversores de mediano y largo plazo, un rebalancing de la cartera debería ser realizado cada 6 meses.

¿Quieres estar al tanto de todo? ¡Síguenos en Google News!


Nicolás Litvinoff

Nicolás Litvinoff, director de Estudinero.org http://nicolaslitvinoff.net/ https://www.estudinero.org/ 

Ir a los artículos del autor
Artículos que deberían interesarte..