El salario mínimo europeo

La Comisión Europea quiere que todos los países de la Unión Europea tengan un sueldo mínimo que corresponda a al 60% del salario medio de cada país.

La presidenta Úrsula von der Leyen se comprometió que durante los 100 días pondrá en marcha una ambiciosa agenda social y medioambiental. Cabe recordar que el mes pasado la Comisión aprobó el pacto según el cual Europa será el primer continente que logra la neutralidad en emisiones de CO2.

La reacción de los miembros 

La propuesta sobre el salario mínimo provoca inquietud en algunos países. Los de Europa central y del Este, que presentan los costes laborales por debajo de la media tienen miedo que el marco europeo reduzca su competitividad. El salario anual neto en Polonia, República Checa  o Eslovaquia no llega a 5.000 euros y en Rumanía es de unos 3.000. Mientras tanto el salario mínimo en Alemania, Francia o Italia supera los 13.000 euros, en España son 11.000 euros.

Los de la Comisión Europea asegurando que "El objetivo no es fijar un salario mínimo común para toda la UE. Cualquier propuesta permitirá que los salarios mínimos se fijen de acuerdo con las prácticas tradicionales que tenga cada país, bien sea mediante negociación colectiva o a través de normas legales". A pesar de lo mencionado, el plan parece ser bastante ambicioso para muchos países, también para España. No obstante el Gobierno español desea cumplir con el objetivo hasta el año 2024.

En el caso de emergencia

Von der Leyen quiere crear también una cobertura europea del seguro de desempleo. Gracias al mismo los países severamente golpeados como España en los últimos años recibirían ayuda comunitaria para sufragar esa partida.


Dariusz Hinca

Editor del portal FXMAG

Ir a los artículos del autor