El rebote de la economía de la eurozona en 2020

Según el vicepresidente del Banco Central Europeo la economía de la eurozona tendrá un rebote a mediados del año que viene. Se producirá un crecimiento muy bajo, del entorno al 1%. 

Luis de Guindos confesó: “Se están produciendo señales de estabilización a niveles reducidos, la desaceleración que se inició a principios de 2018 está tocando fondo y los riesgos para el crecimiento, como un Brexit desordenado y la guerra comercial, no se han materializado, mejorando la percepción de los mercados”.

El vicepresidente dice que la política monetaria aún tiene margen de actuación, pero cada vez es más evidente "el impacto de los efectos colaterales de las medidas implementadas son muy importantes" y "no se puede ser el último instrumento de actuación". Señala que es necesario tener una política fiscal común que se pueda combinar con la política monetaria y poder abordar actuaciones para crear un mercado de capitales propio pueda sustituir al de Londres después de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El principal riesgo

Por otra parte advierte de que el principal riesgo con que se enfrenta la zona euro viene de los fondos de inversión y su capacidad para enfrentarse a la gestión de los activos. Esto puede crear una crisis de gestión de la cartera.

Sobre el posible impuesto a la banca en la formación del nuevo Gobierno en España Guindos ha dicho: “Esas medidas corresponden a los Gobiernos y no al BCE, además no quiero dar una opinión sin conocer el contenido”. Y sobre la posibilidad de fijar un impuesto a las transacciones financieras, ha confesado que Reino Unido estará "muy competitivo" en el sector, por lo que habrá que prestar mucha atención al mercado de capitales.


Dariusz Hinca

Editor del portal FXMAG

Ir a los artículos del autor