Coronavirus: ¿Cómo invertir en las empresas correctas?

La economía global y los mercados financieros se encuentran convulsionados por este cisne negro que representa el Covid-19. Las fuertes caídas de precios, con sus rebotes por ahora acotados, generan desconcierto entre los analistas, que no se animan a predecir el futuro o arriesgan pronósticos extremos, imaginando pérdidas totales o ganancias siderales.

En concreto, mientras que algunos vaticinan una caída y posterior recuperación de la economía en forma de V (cae rápido, llega a un piso y rebota a la misma velocidad), otros apuntan a un movimiento en forma de U (cae, queda un tiempo en valores bajos y más tarde se recupera) y los más pesimistas proyectan una L (caída sin recuperación por un largo tiempo).

Independientemente de quién termine acertando, nadie discute que la volatilidad y el riesgo de nuevas caídas en el precio de las acciones se mantendrá en el corto y el mediano plazo, con algunas excepciones.

¿Cuáles son esas excepciones? ¿Qué empresas pueden capear la tormenta y aprovechar el agua que derrama para beneficio propio? ¿Cómo puede un inversor argentino convertirse en un avezado pescador en este río revuelto? Hoy intentaremos contestar estas preguntas.

Cuarentena: cambios de hábitos laborales y de consumo

Distanciamiento social, teletrabajo en todos lados, vida 7×24 en el hogar… El coronavirus está generando un importante cambio de hábitos a nivel global y el impacto en el consumo ya está siendo aprovechado por empresas tecnológicas que hace tiempo vienen preparándose para una transformación que ahora se acelera por motivos muy lejanos a los esperados.

Se trata de empresas que se especializan en cualquiera de estas tres áreas: acceso remoto, nuevos métodos de pago electrónicos e infraestructura en salud y laboratorios.

1) Acceso remoto: Casi la mitad de la humanidad se encuentra en cuarentena en estos momentos. Un gran porcentaje debe continuar con su rutina laboral bajo la modalidad de teletrabajo. Para ello, se necesita conexión a Internet con una velocidad aceptable para la transmisión de datos (wireless o wirelines) y capacidad de almacenamiento en la nube (cloud). La demanda de este tipo de servicios tecnológicos está creciendo y lo seguirá haciendo durante los próximos meses a pasos agigantados. Empresas estadounidenses líderes en este campo como Verizon Communications, AT&T y Cisco Systems son ejemplos de proveedores de servicios que podrían llegar a gozar de un incremento de su clientela y sus ventas. En lo que respecta a servidores y almacenamiento en la nube, Amazon, Alphabet (dueña de Google) y Microsoft se perfilan como grandes ganadoras. Facebook podría ser incorporada a esta lista debido a la demanda de su servicio de mensajería para videollamadas de WhatsApp y messenger (que están registrando más tráfico que en año nuevo), al igual que lo que viene sucediendo con Zoom Video Communications.

2) Nuevos métodos de pago electrónico: El distanciamiento social, el riesgo de contagio en el manejo de billetes y monedas, las interminables filas para cobrar en bancos, el lanzamiento de la Cuenta DNI del Banco Provincia … Todo parece apuntar a lo que se conoce como cashless/contactless payment systems (métodos de pago electrónicos sin efectivo ni contacto). Empresas como Square Inc o Paypal pueden verse beneficiadas con esta situación en EE.UU. También American Express, Mastercard y Visa a nivel global y MercadoLibre (a través de MercadoPago) a nivel local y regional.

3) Infraestructura en salud y laboratorios: Una de las cosas que está dejando en claro esta pandemia desde el minuto cero es que los sistemas de salud de los distintos países, sean o no desarrollados, no están preparados para hacer frente al coronavirus en términos de insumos, personal capacitado e instalaciones. Por ello, los gobiernos están invirtiendo mucho dinero en un upgrade del sector, que podría incluir big data (inteligencia de datos a gran escala) de salud y proveedores de telemedicina. Empresas como Pfizer (recientemente anunció un acuerdo con BioNTech para el desarrollo de una vacuna para el Covid-19), Johnson & Johnson y Roche (ambos también en la búsqueda de una vacuna), entre los laboratorios conocidos, pero también Medtronic (productora de respiradores artificiales) y HCA Healtcare (gigante de salud de EE.UU., dueña de hospitales y equipamiento) podrían verse beneficiadas por las políticas públicas.

Conclusión

Para el inversor bursátil con cuenta en Estados Unidos, la posibilidad de comprar acciones de estas empresas está a una orden de distancia. Cotizan bajo los siguientes símbolos: AMZN, GOOGL, MSFT, FB y ZM (acceso remoto), SQ, PYPL, AXP, V, MA y MELI (nuevos métodos de pago electrónico), PFE, JNJ, MDT y HCA (infraestructura en salud y laboratorios).

Aquellos que deseen invertir en estos sectores, pero solo posean una cuenta bursátil local, pueden buscar empresas que cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires a través de Cedear, un instrumento que permite comprar en pesos y en el mercado local participaciones accionarias en empresas extranjeras. Varias de las empresas antes mencionadas lo hacen, sobre todo las tecnológicas.

Toda crisis tiene ganadores y perdedores, aunque lamentablemente estos últimos sean siempre mayoría. Detectar a los pocos ganadores y generar la chance de beneficiarse con ellos es posible. Depende de tu olfato como inversor responsable y, a la vez, intrépido.


Nicolás Litvinoff

Nicolás Litvinoff, director de Estudinero.org http://nicolaslitvinoff.net/ https://www.estudinero.org/ 

Ir a los artículos del autor
Artículos que deberían interesarte..