Comienzo de la desescalada: consecuencias que nos dejo el Covid19

Esta semana vemos un consenso de mercado extraño. Muchas analistas ven muy claro el camino que está tomando las economías, lo ven todo muy positivo y que todo saldrá muy bien a partir de octubre en adelante, pensando en un 2021 mucho mejor.

Se basan en dos premisas:

1º El Nasdaq, que contiene a mi modo de ver las empresas industriales del siglo XXI, está moviéndose en la zona de precios de comienzo de año.

2º Las economías, la desescalada, se empiezan a abrir.

La verdad que pueden ser argumentos sólidos que ayudan a mirar con optimismo el futuro.

Pero, ¿solo con estas cuestiones podemos mirar hacia delante dejando otros factores que se pueden saber, pero no son medibles?

1º El virus no está muerto, no tiene vacuna, cada uno de nosotros puede contagiarse a dia de hoy, la vuelta a los trabajos, apertura parcial y prolongada de la hostelería, espectáculos, etc.. ¿no puede ser un paso atrás? ¿que sea demasiado pronto?

2º No puedo evitar comparar esta epidemia con casos anteriores de nuestra historia, y se tardó en general más de un año en solucionar el problema. Pensar que vivimos la época más industrializada de la historia de la humanidad no hace que seamos por ello inmunes.

Tenemos capacidad de reaccionar más rápido, controlar que no sea tan dañino como en anteriores épocas, pero no tenemos vacuna, por tanto como escribí anteriormente, nacer en esta parte de la historia de la humanidad, no nos hace inmunes.

Con estas palabras quiero transmitir la idea de cuidado, de controlar los riesgos, de tener mirada crítica y no dejarnos llevar por cantos de sirena antes de tiempo.

En este caso estoy hablando globalmente, pero no olvidemos luego las características de cada país. No somos EEUU, España debe mejorar en muchas facetas para acercarnos a nuestra mejor versión, y no digo que tengamos que ser EEUU, tenemos que ser simplemente mejores de lo que somos, y luego ya veremos si podemos llegar o no a ser mejores que ellos.

Porque nuestro país tiene serios problemas estructurales:

1º Una industrialización desfragmentada donde la industria tecnológica tiene poco peso y la que mayor peso tiene no se ayuda para que mejore y aporte más valor.

2º Una ley Laboral demasiado técnica con mucha burocracia que se debería simplificar

3º Unos impuestos demasiado altos para la clase media

4º Despoblación de comunidades

5º No contar con políticas claras de energía

6º Mayor protección a la propiedad privada y mejoras importantes en Justicia para que sea más ágil y rápida, sobre todo rápida.

Son algunos de los factores que tenemos que mejorar, seguro que hay mas, pero es para entender que mientras otros paises quizas salgan rápido de la crisis económica, nuestro país tendrá que trabajar el triple para poder sobrevivir, y esperando que los políticos no empeoren la situación.

Alguien dirá que soluciones le veo, que si seguimos en casa, ¿quién pagará los sueldos?

Quizás es este el punto a tratar más importante, porque el BCE ya que va a comprar tanta deuda basura, y los países van a ayudar a algunas industrias con dinero, ¿no es mejor que ese dinero lo tenga el ciudadano, y que lo gaste en aquello que vaya necesitando durante el confinamiento?

Las consecuencias o una de ellas, sería que muchas empresas cerrarían al finalizar el confinamiento, entonces: ¿el BCE hasta cuando pagará las nóminas?

Es un problema de difícil solución, donde no hay seguramente ni blanco ni negro, gris, pero ese gris puede tener muchas tonalidades, intensidades, y el problema que le veo, es que me puede gustar un gris como solución menos mala, no es horrible, tiene unos costes, pero se entiende y es asumible. Pero te seré claro, el gris que veo es tirando a negro.

Por eso, prudencia a la hora de invertir y tener margen de seguridad claro y amplio. Momento de crear una estructura correcta de ahorro e inversión que nos permita tener el conocimiento para tener esa pausa a la hora de saber invertir y que estemos alejados de las modas y que juzguemos y analicemos las recomendaciones que oigamos o leamos.


Sergio Valverde

Desde el año 2010 soy trader e inversor a tiempo completo compaginándolo con la formación a alumnos en mi metodología de inversión. En esta aventura profesional también realizo otras actividades profesionales como procesos de coaching para traders, ejecutivos, deportistas y particulares, como formaciones y mentoring en finanzas personales para que las personas puedan organizar su economía desde la base fundamental para luego dar el salto a las inversiones. https://sergiovalverdegroup.com/

Ir a los artículos del autor
Artículos que deberían interesarte..